Fiebre del sábado noche (1977)

La película “Fiebre del sábado noche” rompió en su año de estreno todos los moldes del cine musical, marcó una época (la cual reflejó brillantemente) y con el paso de los años se convirtió en una obra maestra del cine, icónica y parte de la historia del séptimo arte, aunque nació sin la voluntad de conseguir ninguna de las anteriores.

En 1977  se estrenaba “Fiebre del sábado noche”, una película dirigida por el británico John Badham, el cual había dirigido con anterioridad tan sólo una película, titulada “The Bingo Long Travelling All Stars & Motor Kings” un años antes, dos episodios de la serie de televisión “The Bold ones” y una película para televisión en 1975, titulada “La ley”. Badham cosecharía éxitos posteriores con películas como “Drácula” (1979, con Laurence Olivier y Frank Langella), ““El trueno azul” (1983), “Juegos de guerra” (1983) o “Cortocircuito” (1986)

Puede decirse que fue ésta su primera película para el gran público en USA, una película, “Fiebre del sábado noche”, confeccionada con un bajo presupuesto y unos actores, en mayor parte desconocidos absolutamente para los espectadores por aquel entonces.

En un principio la película iba a ser dirigida por John G. Avildsen, pero fue despedido tres semanas después de comenzar el rodaje por una serie de discrepancias con respecto al guión con el productor Robert Stingwood. A pesar de ello, hay una referencia a Avildsen en la película que es el póster de “Rocky” que Travolta tiene en su cuarto, “Rocky” es la película con la que Avildsen había ganado el Oscar el año anterior como director.

John Travolta había participado un año antes con un pequeño papel en la película de terror de Brian de Palma “Carrie”, sería éste su mayor y gran éxito, junto con “Grease” (1978) por el resto de la década y hasta su resurgir, en los noventa. Travolta obtuvo una nominación como mejor actor a los premios Oscar de 1978 por la película.

La protagonista femenina de la película es la actriz Karen Lynn Gorney, nueve años mayor que Travolta, la cual da vida a Stephanie, una joven madura para su edad, de la que Tony Manero, interpretado por John Travolta, se enamora, después de conocerse y formar pareja de baile para competir en el concurso de baile en la discoteca Odyssey 2001 (en homenaje a Stanley Kubrik).

Tanto John Travolta como Karen Lynn Gorney, no regresarían al cine hasta 1991, Travolta lo haría con la comedia “Mira quien habla” y Gorney con “The hard way”.

El guión de “Fiebre del sábado noche” está basado en un artículo publicado  el año anterior en la revista New Work Magazine titulado “Ritos tribales del nuevo sábado en la noche” escrito por el británico Nick Cohn, el cual, recién llegado a los Estados Unidos, y siendo un extraño en la estilo de vida disco, Cohn era incapaz de darle sentido a la subcultura sobre la que le habían asignado escribir, por ello, el personaje de Tony Manero, intepretado por Travolta, estaba basado en un conocido de Cohn.

Imagen de previsualización de YouTube

El argumento es conocido por todos, Tony Manero es un joven adolescente inmaduro de Brooklyn, hijo de emigrantes italianos, por semana tiene un trabajo aburrido e infernal como dependiente de una tienda de pinturas, mientras que durante el fin de semana es el rey de la pista de baile en la discoteca Odyssey 2001, con su grupo de amigos, donde se olvida por unos días de su vida laborable, las tensiones con sus desequilibrados padres y la problemática racial del barrio en el que vive.

“Fiebre del sábado noche” fue un auténtico éxito comercial desde el primer día de su estreno, el 14 de diciembre de 1977. Fue una de las películas más taquilleras del año y una de las más importantes.

La grandeza de “Fiebre del sábado noche” va más allá de la excelencia de sus números musicales, la película nos presenta la historia de un joven con una vida difícil, un auténtico inmaduro, algo muy habitual en nuestra sociedad actual, los patrones no han cambiado y aún perduran, por tanto, aunque hayan pasado casi 35 años, la problemática es la misma, hijos de padres conflictivos, familias inestables o disfuncionales, hijos que son víctimas de víctimas y tiene como vía de escape, en aquella época el baile.

Como contraposición a Tony está Stephanie, encarnada por Karen Lynn Gorney, ella es culta, refinada, madura para su edad, establecida, Tony acabará enamorándose de ella y aprendiendo, dejando de lado su actitud de macho de discoteca, es por ello, que aparte de ser una gran película musical, “Fiebre del sábado noche” es una película dramática y feminista, siendo esto último representado por Stephanie, el rol de la mujer que se hace respetar.

Imagen de previsualización de YouTube

La película muestra con sordidez una época de baile pero también de adicciones, de promiscuidad, una época pre-condón en la que estaba la problemática de quedarse embaraza una joven, algo muy aplicable a la sociedad del siglo XXI. Fue un gran reflejo de la época de finales de los años 70. La película contribuyó al auge de la música y reforzó la expansión de la música disco por todo el mundo, música que estaba de moda por aquel entonces, con grupos como Boney M o cantantes como Gloria Gaynor, Donna Summer entre otros . “Fiebre del sábado noche” convirtió a John Travolta en una estrella cinematográfica y un auténtico ídolo de masas.

Conviene destacar como anécdota que, tanto la madre como la hermana de John Travolta aparecen en pequeños papeles en la película en diferentes escenas,  la madre de John, Helen, es la mujer a la que Travolta vende la lata de pintura al comienzo de la película, y la hermana de John, Ann, es la camarera de la pizzería que le sirve un trozo de pizza.

La banda sonora de la película, compuesta íntegramente por los Bee Gees y repleta de canciones de la moda disco, ha sido, hasta el estreno de la película “El guardaespaldas” (1992), la banda sonora de cine más vendida de todos los tiempos, el álbum fue 15 veces disco de platino, estuvo 24 semanas en los primeros puestos del top 40, y fue una sensación mundial a ambos lados del Atlántico. En el Reino Unido solamente el álbum fue número 1 durante 18 semanas consecutivas, en total el álbum ha vendido más de 30 millones de copias. En el 2003 la cadena televisiva VH1 lo nombró como el quintuagésimo álbum más grande de todos los tiempos.

Todas las canciones del disco forman parte de la película, la cual es un ejemplo de lo que los anglosajones denominan “Cross-Media Marketing”, es decir, Mercado cruzado de medios, para ello se extrajo uno de los sencillos que formaban parte del álbum de la banda sonora y se lanzó antes de que se estrenase la película, para contribuir a su popularidad, comercializando el resto del álbum después del estreno de la película.

El álbum Saturday Night Fever – The Original Movie Soundtrack fue clasificado en el puesto 80 en el año 2005 por la cadena de televisión  Channel 4 de Reino Unido para determinar los 100 álbumes más grandes de todos los tiempos.

Imagen de previsualización de YouTube

La película “Fiebre del sábado noche” supuso una revolución social desde el cine, reflejó una subcultura neoyorkina de finales de los 70, reforzó el auge del fenómeno de la música disco y se convirtió en un fenómeno sociocultural que cambió drásticamente el estilo de vida de aquella época.

En la película se sugiere un estilo diferente de vivir la vida a través de tópicos de la cultura Disco, como la forma de vestir (uso de plataformas en las mujeres, camisas de cuello en V para los hombres, pantalones de campana) y el baile, influenciando enormemente a la generación de la década de 1970, por lo que no es difícil ver las raíces de este estilo aún vigente en la cultura pop. También destaca el papel de los DJs y los decorados, muy luminosos gracias al uso de la Disco Ball, estrobers y pistas de luces.

La película se enmarca dentro de una época que hoy podríamos considera hortera, pantalones ajustados, brillantina, sexo sin precauciones, el macho con pelo en pecho y con los últimos botones de la camisa abiertos, pero algunos de sus ingredientes aún perduran y están vigentes en la juventud que sale de fiesta los fines de semana en este siglo XXI, el futuro incierto laboral de los jóvenes, las drogas, el sexo sin precaución, la promiscuidad, las adicciones, el alcoholismo, la generación perdida sin rumbo en sus vidas, (sin planes ni objetivos).

Imagen de previsualización de YouTube

“Fiebre del sábado noche” es considera por la crítica una de las 100 mejores películas de la historia del cine. 35 años después sigue conservando la misma frescura de entonces, no han pasado los años por ella, su mito se ha engrandecido en las últimas décadas, la figura de Tony Manero, (magistralmente interpretado por John Travolta, el cual se mete de lleno en el personaje) bailando en la pista es mítico y todo un icono cultural, de baile y de moda.

Para el papel de Tony Manero, Travolta tuvo que seguir una dieta de adelgazamiento especial, perdiendo casi 9 kilos para el papel, así como 9 meses de práctica de coreografía para los números musicales.

La película ha sido parodiada infinidad de veces por otras películas y series de televisión.

Fue ganadora de los siguientes premios:

Premio National Board of Review para el mejor actor – John Travolta

Premio Golden Screen, Alemania

“Fiebre del sábado noche” nos adentra en la discoteca Odyssey 2001,  las escenas de baile Disco son de las más bellas jamás filmadas, Travolta se mete de lleno en el papel de Tony Manero que lo hace creíble desde el principio, incluso su acento de Brooklyn es perfecto, en su mejor momento la película alcanza un punto de romanticismo profundo: la necesidad de moverse, de bailar, y la necesidad de ser quien te gustaría ser. Nirvana es el baile, cuando la música para, vuelves a ser una persona normal.

La película fue la más taquillera del año 1977, una de las más importantes, junto con “Annie Hall”, “Encuentros en la tercera fase”, “New York, New York”, “Paso decisivo” o “Los duelistas”. Es una de las 100 mejores películas de la historia del cine y una de las mejores películas musicales hechas, junto con “Cabaret”, “Funny girl”, “Hello Dolly”, “Fama”, “Mary Poppins”, “My fair lady”,  “Sonrisas y lágrimas” entre otras.

Recomendada para todos aquellos que hoy tengan menos de 30 años y aún no la hayan visionado.

8 Comments

  1. Excellente articulo, muy bien documentado !!!
    Merece la pena leer el articulo en completo, y compartirlo con jovenes de hoy.
    Bravo al autor !

  2. martha morales

    la vi 4 veces en 1977 cuando estaba de estreno y cuando llegaba a casa nome acordaba de nada jaja porke keria bailar como jhon travolta ke linda epoca inolvidables 70s y 80s la mejor epoca en musica y baile de todos los tiempos y ke nuunca volveran OMG

  3. Hombre, Karen Lynn Gorney si es cierto que tras “Fiebre del sábado noche” no hizo ningún papel en cine o televisión hasta 1991, ¿pero Travolta tras “Grease” tampoco hizo nada hasta 1991 con “Mira quién habla”?: “Momento a momento” (1978), “Cowboy de ciudad” (1980), “Impacto” (1981), “Staying Alive” (1983), “Tal para cual” (1983), “Perfect” (1985), “That’s Dancing” (1985), unas cuantas hasta “Mira quién habla” (1989), no de 1991.

  4. estefania ferrada

    es muy bueno lo que estoy buecando aserca de johh travolta es muy bueno lo que ase y sus vailes fantasticos :)

  5. esteban

    jajajaja me gusta primera bes que leo y encuentro algo tan interesante

  6. juan jose marchand blanci

    Yo tenia 15 año s y hasta la fecha sigo oyendo esta grandiosa musica porque aunque casi no bailo. Al escuchar esta musica mi cuerpo se mueve solo. Ademas de que la pelicula
    Me dejo muchas enseñanza. Que gran epoca en la actualidad trato de asistir a cualquier evnto disco que hay

  7. Rita Gianechini

    Yo tenía 17 cuando la vi por primera vez. No puedo creer que haya pasado tanto tiempo y siga emocionándome. “Amo esta película”

  8. Omar Encarnación

    Si John Travolta hubiese fallecido después de Grease, fuese más venerado que James Dean y hasta el propio rey, Elvis Presley. Nos regaló 2 epocas que marcaron nuestras vidas. Saturday Night Fever es una pelicula muy emblematica porque Tony Manero es una especie del Neo de Matrix, sabe que en su mundo, su habitat algo anda mal, pero no sabe como salirse de él, hasta que conoce y se enamora de la sofisticada Stephanie Mengano. Algo que siempre me chocó del film es que Tony nunca le menciona la muerte de su amigo a Stepanie en el dialogo final. Eso lo ratificaba como el gran egoista que era aunque la moraleja que los productores quisieron dejar era la de su redención y deseos de progresar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>